header image 1

Ray Bradbury x Mariana Enriquez

junio 13th, 2012 · No Comments

“¿Qué ha hecho este hombre de Illinois, me pregunto, al cerrar las páginas de su libro, para que episodios de la conquista de otro planeta me llenen de terror y de soledad? ¿Cómo pueden tocarme estas fantasías, y de una manera tan íntima?” Así, impactado, perplejo, escribía Jorge Luis Borges el prólogo a la edición argentina de Crónicas marcianas, libro que leyó en los últimos días del otoño de 1954, apenas cuatro años después de la publicación original. Y su pregunta apunta al centro del misterio de la literatura de Ray Bradbury: por qué sus historias sencillas, clásicas, de enorme belleza lírica, producen revelaciones, provocan vívidos desasosiegos, reviven terrores atávicos y deliciosos, urgen, también, a contar. No hay escritor cuyo impacto, especialmente en la adolescencia, pueda compararse al que produce Ray Bradbury.”

Acá el texto completo.

Tags: Leído, visto y oído (en la web)

Ray Bradbury x Martín Zariello

junio 13th, 2012 · No Comments

“Por otro lado, el prólogo de Borges da ganas de llorar. Hay cierta ética inalcanzable en esa sintaxis y esos pocos párrafos que, con justeza y sensibilidad, resumen un libro y un autor tan perfectamente. Borges siempre decía más sobre cualquier autor, incluso cuando se notaba que ni siquiera quería escribir sobre él. En Biblioteca Personal describe la cuentística de Cortázar con una sencillez demoledora: “Los personajes de la fábula son deliberadamente triviales. Los rige una rutina de casuales amores y de casuales discordias. Se mueven entre cosas triviales: marcas de cigarrillos, vidrieras, mostradores, whisky, farmacias, aeropuertos y andenes (…) Poco a poco sentimos que no es así. Muy sutilmente el narrador nos ha atraído a su terrible mundo, en que la dicha es imposible (…) También se juega con la materia de la que estamos hechos, el tiempo. En algunos relatos fluyen y se confunden dos series temporales”. Aquí, en cambio, Borges está encadenado al show de “este hombre de Illinois”: “Otros autores estampan una fecha venidera y no les creemos, porque sabemos que se trata de una convención literaria; Bradbury escribe 2004 y sentimos la gravitación, la fatiga, la vasta y vaga acumulación del pasado -el dark backward and abysm of Time del verso de Shakespeare”. Y leer un libro con el respaldo de Borges es como jugar un dobles con Federer. Nada malo puede pasar. ¡Estamos a salvo! Uno abre el libro y es como si se leyera solo. ”

Acá el texto completo.

Tags: Leído, visto y oído (en la web)