header image 1

Campeones morales

agosto 3rd, 2012 · No Comments

Rendirse, resignarse. Dejar de mover los brazos y las piernas, que nos arrastre la corriente hasta que el agua nos trague. Sacarnos la remera, el pantalón, el orgullo, la dignidad, las medias. Unir los cordones con un nudo y tirar las zapatillas, hacia arriba, una y otra vez, hasta que queden enganchadas en los cables.  Aceptar con orgullo que no está ni el talento, ni el carisma, ni el empuje. Más lento, por abajo, débiles. Sin sponsor, slogan o fan. El fuego se apaga, llueve, granizo y no está el reparo del deber cumplido, el abrigo de la gloria, el fuego interminable. Nada para colgarse, nada para enmarcar, nada le puede decir mamá a las tías. Top Zero, recorrer las listas con los dedos hasta donde la hoja termina. Sin titulares ni ghostwriter que cuente que la cuna no fue de oro, que hay testimonios de mucha culpa por la falta de homenajes en vida, que se espera una muerte larga, multitudinaria, de filas retorcidas, en vivo, desde el Congreso. Sin fuerzas para ser mediocre, ni inspiración, ni wi-fi para ejercer mala literatura. Escasea la arena para ensayar un salto, la madera de las vallas, el polvo de los ladrillos, el pasto sintético, las redes, la fibra de vidrio, la tradición y la historia. Se disuelve el yeso, se aburre el médico, sobra átomo desinflamente y al masajista no le queda otra que frotarse las manos. Ni los metales ni un papel, rectangular, nada para colgar como recuerdo, como consuelo, como excusa, como modestia, falsa, desgastada. Puro silencio en la tribuna, en las curvas pronunciadas, en la boca del contrario. Ahora son trapos las banderas. En los podios, ni tu nombre, ni tu cara (1), ni el brazo en alto y vos quién sos, que no brilla ni tu ausencia.

Perro que ladra

1. Vía Flavorwire

Tags: El Recomendador, por El Perro (actualiza los viernes)

William Burroughs vs. Truman Capote

agosto 3rd, 2012 · 2 Comments

“You have betrayed and sold out the talent that was granted you by this department. That talent is now officially withdrawn. Enjoy your dirty money. You will never have anything else.”

Parece que al bueno de Burroughs no le gustó nada (pero nada) A sangre fría cuando terminó de leerlo. Y el 23 de julio de 1970 le escribió esta carta a Capote, en donde básicamente lo acusa de haber vendido su alma y de no tener ningún talento. Acá la carta y acá algo más de contexto.

Tags: Discusiones y polémicas